La Interacción Humano-Computador (HCI) en la actualidad está presente en cualquier software y por ende es una asignatura obligatoria en todo el mundo. La interfaz forma parte de un entorno cultural, físico y social y por tanto es necesario tener en cuenta una serie de factores a la hora de diseñarla. Es así como el diseño de la interfaz se ha convertido en un elemento crítico en el desarrollo de productos software y hardware, y es uno de los principales factores que influyen en el éxito y competitividad de las aplicaciones software.